¡Vivir en una "cabane", que idea !

Desde Tom Sawyer y las aventuras de Huckleberry Finn, es una idea que no ha dejado de correr en mi cabeza. Bueno, es hecho, estoy viviendo en una "cabane" entre los árboles. Una real, hecha con maderas. La cocina con leña, la ducha fuera, el baño con aserrín !! Estamos viviendo en la jungla, bueno, justa la frontera de la jungla que se llama selva, la selva salvaje.



- Para ler este articulo en frances.


"Es muy tranquilo", nos dijo Florencia antes de invitarnos a quedarnos en el "cabane" de Baldo, su novio. Y es la verdad, es verdad que es "tranquilissimo."

El tiempo pasa al rytmo del "rio" que anda al pie de la casa, y sigue todo el día entre movimientos de alas, para buscar el agua, preparar el fuego para calentarla, para comer, para ducharse, para preparar el desayuno y las comidas.

Entre dos oyas de agua, el silencio llena el tiempo acompañado de la canción de los tucanes, del vuelo del mariposa o de las visitas regulares de una víbora verde curiosa de conocer a esos dos nuevos habitantes de la grande selva.

En este mundo de suavitad, el despertador no es ya electronico pero se canta a la madrugada o al olor de café que se calenta a en la "cheminée". La ducha se toma fuera en un "patio" de bambús, el cuerpo se acaricia y se calenta por algunos rayos de sol mientras que en sinfonia encima de nuestras cabezas se juega un ópera de amor repitido desde siglos entre árboles y flores.

A la hora de la siesta, todavía el sol alivia la luz a través de las paredes de madera y nos hace bailar despacito hasta el habitacion-chambre y el mundo de los sueños de amor.

Asi, llega la noche y el mundo de los noctambulos. Porque en la selva, el mundo nocturno existe también. Un mundo dónde el silencio no existe, hecho de crujidos, de soplos, de silbidos, de graznidos.

A veces este mundo se toma de ataque, por una colonia de hormigas que, bajo la amenaza de un cambio de tiempo, se muda. Cruzan todo lo que está en su camino sin preocuparse del sueño de los otros habitantes del bosque grande. Por mil, quizá por millones, las hormigas cruzan, campos, arroyos, caminos y pequeñas "cabanes" perdidas en la inmensidad verde. Por mil, cruzaron nuestra cama, nuestra cocina, comieron a nuestra mesa, corrieron después en los armarios, invadiaron nuestro espacio de vida y tragando el suelo. El tiempo de encender un fuego y ellas se escaparon lejos.

Pero más allá de este fenómeno excepcional, el mundo de la noche para nosotros chico-chica de la cuidad, es el mundo de una especia con ocho piernas, grande como mi mano, cazadora y mortal. Enamorada de la madera, la araña bañanera vive sus días con su pareja en el fondo de sus terrier y espera la canción de las ranas, para dejar su posso y para visitarnos. Es rápida, agresiva y si intentas de hacer un estofado de ella, se pone coriacca. La hembra es castaña mientras su macho , ligeramente flaco, prefere ponerse de gris. Los dos tenen una marca que permite diferenciarlos de los demas, una marca que genera respeto, para grande como nosotros, y miedo, para los más pequeños, una marca del rojo-naranja, en las mandíbulas y encima del estómago.

Naranja, azul, rojo, verde, amarillo son los colores de esta tierra pequeña pegada entre Paraguay y Brasil. Un país de polvo o barro pintado en un rojo lleno de matices que me había gustado tanto en las pistas de Africa. Un rojo oscuro que se mezcla a todos los matices de verde que nos ofrece la selva y a aquéllos azules que nos ofrece el cielo cuando se enciende, justo antes de pasar en el otro lado del mundo, en Africa, para iluminar otra tierra... roja.


¡Así que vamos! Vamos a mudarnos para una "cabane"!!!
(format wmv - 11 Mo)







Un grande agradecimiento a Florencia, Baldo y su familia que nos dieron la bienvenida en el pueblo pequeño de San Pedro, la provincia de Misiones, Argentina.

Y "un abrazo de amor" gigante a Sandra , una dulce Rosarina que me llevo hasta allí, que me quito mis ropas y me ayudo a devenir Tarzán.




San Pedro - Misiones / Argentina, el 28 de junio 2006.

Mots-clés

Aire géo-culturelle: Amérique du Sud
Médias: Audio-vidéo
Traversées - http://www.traversees.org
A propos de Traversées
Nos compagnons de route
Presse
Contact
français espanol english